Es posible que sientas miedo, ansiedad y  un  montón de pensamientos ilusorios al sumergirte en ti mismo, pero cuando los aceptas y no te resistes, podrás tocar el fondo sintiendo  la tranquilidad más absoluta y  cerrar el ciclo de manera natural.

Hay una frase hermosa que recoge este mensaje y que me encanta: «nunca podrás parar una ola a la fuerza, sin embargo; si fluyes con ella, la ola siempre termina», es la naturaleza misma de las cosas, resistirnos o evitar hace que persista y que aumente todo aquello de lo que nos  queremos alejar. Sentir la ola es vivir…

La calma y la libertad las encontrarás en el  fondo.  Experimenta soltando…BE WATER!!!

Anita