Os propongo dar  salida a las emociones y conocernos mejor a nosotros mismos;  a través de posturas y movimientos bajo el agua. Movimientos que inspiran a la danza, el yoga y pilates, en la libertada más absoluta; como es el mar.

El agua es un contexto único para dar rienda suelta a la expresión corporal, sentir nuestro cuerpo y escuchar sus señales, nos conecta con las  emociones más íntimas, que reconocemos en el instante y experimentamos . Es dar expresión a lo que las palabras no alcanzan, creando un encuentro mágico contigo mismo/a. Donde cuerpo y alma mantienen un diálogo en medio del vals,  enfocado en el crecimiento personal y autoconocimiento.

descarga (1)descarga

En el silencio más inspirador… la música es nuestra propia respiración.

El movimiento se hace más ligero y fácil, nos movemos sin esfuerzo. Ejercitando la comunicación entre cuerpo y mente, liberándolos de  cualquier sometimiento. Sentir y escuchar nuestro cuerpo fluyendo, conecta inconscientemente con lo sentimos y pensamos, y nos transforma en esencia.

8ad554667ef253276a5ca2a098443068

El agua es movimiento en constante cambio.

ANITA

Fotos: Elena Kalis